COMUNICACIÓN DIGITAL

Rio Grande

La importancia de los alimentos que consumimos y sus efectos

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Charlamos con Macarena Ruiz Plante, una joven de nuestra ciudad, Licenciada en Nutrición, para abordar una serie de inquietudes sobre los beneficios de una alimentación saludable y cómo preparar un sistema inmunitario fuerte durante la pandemia.

D:\Users\Usuario\Desktop\Fundar Ideas\Notas\RUIZ.jpg

Días atrás, tuvimos la oportunidad de conversar con Macarena Ruiz Plante, una joven Licenciada en Nutrición, oriunda de Río Grande, MP-3630 MN-8056. 

Macarena, se ha desempeñado en áreas vinculadas a la educación en los distintos niveles, en el marco de programas de educación alimentaria y nutricional (EAN). Nutrición clínica domiciliaria en cuidados paliativos, administración de servicio de alimentos y consultorio externo. 

Actualmente, es voluntaria en FUNDACION DAR CONIN, ONG que lucha contra el flagelo de la desnutrición infantil en nuestra ciudad y con presencia en varios puntos del país.

Nos acercamos a fin de año y tenemos la noticia que a corto plazo llegarían las tan ansiadas vacunas, asimismo, la ciencia continúa buscando responder ciertos interrogantes y desafíos sociales que nos presenta el covid 19. Poco es el tiempo que ha transcurrido desde que empezó este problema allá por diciembre 2019 en China, no habiendo a la fecha, país que se encuentre exento de este virus. 

Más allá de los importantes avances científicos en tan corto tiempo, hasta tanto no se compruebe científicamente una medicación aplicable para tratar al virus, continuarán siendo las mejores opciones para evitar contagiarnos el mantener la distancia social individual responsable, el buen uso de tapabocas, el frecuente lavado de manos y sumamos a la lista, una alimentación saludable. Le consultamos a la licenciada acerca de cómo alimentarnos y cómo estar preparados nutricionalmente dentro de un contexto de pandemia.

¿qué beneficios podemos encontrar para nuestra salud con un sistema inmunitario fuerte?

A pesar de la información constante de aumentar el consumo de determinadas vitaminas y minerales por encima de las necesidades nutricionales para aumentar el sistema inmunitario, no existe suficiente evidencia científica con relación al COVID-19. 

Los estilos de vida son protagonistas. No solo debemos nutrir nuestro cuerpo con alimentos que tengan calidad nutricional sino también, realizar actividad física regular, respetar las horas de sueño y vigilia, no fumar, limitar el consumo de alcohol y bebidas con azúcar, y lo más difícil, controlar el estrés y mantener una mente saludable.

“Ningún alimento, nutriente, dieta, suplemento o producto natural puede garantizar evitar el riesgo de infección por COVID-19”

Los beneficios que puede encontrar nuestra salud con un sistema inmunitario fuerte, está relacionado a la defensa (respuesta) frente a determinadas enfermedades y a gozar de un óptimo estado de salud. 

La función inmunológica, depende en gran parte de factores como la genética, el medio ambiente, el estilo de vida, la nutrición y la interacción entre ellos, enfatizó Macarena.

Las restricciones del aislamiento social (inhabilitación de apertura de gimnasios, realización de deportes en espacios cerrados) sumado a las particularidades del clima en nuestra localidad que complican muchas veces la realización de actividad física al aire libre, hicieron que el sedentarismo aumente su presencia en niños y adultos.

-En comparación a otros años han aumentado los casos de obesidad, trastornos intestinales y de hiperglucemia? 

La obesidad es una pandemia a nivel mundial que lleva transitando casi 60 años, seguramente y a raíz del aislamiento social y las restricciones surgidas a partir del COVID-19, muchas personas han aumentado de peso a causa  del incremento en el consumo de alimentos. Más horas dentro de casa, más horas de pantalla, angustia, incertidumbre, es el contexto propicio para comer más. Y no necesariamente por hambre real, sino por hambre “emocional”. El sedentarismo obligado o por opción, sigue siendo un factor clave en el desarrollo de la obesidad, “Antes, durante y después del COVID-19”.

El consumo excesivo de alimentos procesados nos está llevando no sólo a que crezca la pandemia de la obesidad sino también a perder de vista qué es lo que realmente contienen los alimentos. ¿Cómo puede ser que estemos consumiendo alimentos dulces, que en sus ingredientes tengan grandes cantidades de sal y viceversa? La “magia” de la industria alimentaria.

¿Cuáles son las consultas más demandadas?

Las consultas más demandadas continúan siendo por sobrepeso y obesidad y sus patologías asociadas como HTA, DBT2, patologías gastrointestinales, y preocupantemente en aumento, alergias relacionadas a la alimentación, principalmente en niños.

-Cuáles serían los consejos que recomendarías para llevar una alimentación saludable?

Consejos para llevar una alimentación saludable:

– Realizar las 4 comidas principales desayuno, almuerzo, merienda y cena, no saltearlas , no picotear entre comidas.

– Comer en cantidades adecuadas (no repetir el plato), variado (cuantos más colores mejor!), nutritivo (Siempre preguntarme si lo qué estoy comiendo tiene nutrientes, buscar calidad nutricional).

-Consumir al menos 5 porciones de Frutas y Vegetales por día.

-Incluir en la dieta legumbres y cereales preferentemente integrales.

-Incluir productos de origen animal: leche, yogur y quesos descremados, carnes sin grasa visible cortes magros, preferentemente mayor cantidad de pescado y huevos.

-Incorporar aceites en crudo, semillas y frutos secos.

-Reducir el consumo de sal.

-Limitar el consumo de productos altos en azúcares, altos en grasas totales y saturadas y altos en calorías.

-Mantener una buena hidratación, entre 6-8 vasos de agua pura por día. 

Todo ello hay que complementarlos con actividad física, al menos 30 min. por día.

Antes de finalizar la entrevista,  aportamos el dato que según informes oficiales por parte de la provincia, de la totalidad de personas que se infectaron un gran porcentaje ya obtuvo el alta. Tomando este último dato sobre esta importante cantidad de personas que se han recuperado, 

-Qué recomendaciones se pueden encontrar desde lo proteico y/o vitaminas para acelerar una recuperación asociada al gasto energético que conlleva la enfermedad? 

Todavía no hay evidencia científica suficiente para definir un tratamiento nutricional específico para pacientes con COVID-19. Sin embargo, según la literatura y experiencia internacional, se sugiere como medida para hacer frente al COVID-19 mantener una alimentación saludable y las recomendaciones nutricionales deberán ir dirigidas a disminuir los síntomas provocados por los problemas respiratorios, gastrointestinales y la fiebre asegurando una adecuada hidratación.

Por último Macarena, nos brinda una serie de tips  a tener en cuenta, para organizarnos respecto a las comidas.

-Planificar el menú semanal para optimizar las compras.

-Freezar los alimentos que lo permitan para disminuir los desechos.

-Preferir las comidas hechas en casa y con nuestras propias manos.

– Animarse al cultivo de alimentos en casa (huerta).

– Comer despacio, en ambiente tranquilo, sin distracciones, sin tecnología, consciente de cada bocado, comer en familia y aprovechar el momento para propiciar el diálogo.

Guías Alimentarias para la Población Argentina

Guías alimentarias para la población Argentina (GAPA)

NOTICIAS RELACIONADAS

Eventos

Nuevo taller de capacitación

Taller dirigido a Acompañantes Terapéuticos en ejercicio y/o en formación, que realiza la Casa del Acompañante Terapéutico Río Grande de TDF, auspiciado por la Fundación Mil Manos.

Leer Más >>

One thought on “La importancia de los alimentos que consumimos y sus efectos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *